MUSICA: ENTREVISTA CON DANIEL GARCIA
El que le pone melodía a la televisión
Es el autor de la música de 099 Central y Ciudad de pobres corazones. Ahora editó su segundo disco como solista, Tangoloco.

Fernanda Iglesias. DE LA REDACCION DE CLARIN

 

Hay alguien detrás de la urbana música que suena cuando comienza 099 Central. Se llama Daniel Claudio García y es un profesional experto en eso de ponerle ritmo a los programas de televisión. Esta temporada, además de haber hecho los temas de la serie de Canal 13, compuso la cortina musical de Ciudad de pobres corazones.

Antes, había hecho lo mismo para ciclos como La extraña dama 2, Dulce Ana, Herederos, Corazón de tiza y Mamá por dos. En 1994, la canción Con las alas del alma, que escribió junto a Eladia Blázquez y que identificó a los unitarios de Alejandro Doria, ganó el Martín Fierro como mejor cortina. Además de la estatuilla, a Daniel García le quedan de recuerdo dos páginas de la revista Gente, pegadas en las paredes de su estudio, donde comparte protagonismo con los demás ganadores.

Este año, después de mucho camino recorrido como arreglador, compositor e intérprete, Daniel García editó un disco titulado Tangoloco. Este año, también, le pasaron otras cosas: se mudó a su estudio de Coghland (un lugar luminoso que todavía huele a nuevo) y se separó de su mujer, la cantante Julia Zenko, a quien había conocido en 1985 cuando ella lo convocó para trabajar juntos. "Con Julia está todo bien, pero estamos separados desde principios de año", aclara García que cumplirá 45 años el 25 de noviembre. "En vivo no tocamos más juntos, pero yo sigo siendo su arreglador, trabajé con ella en su último disco, tenemos proyectos en común y, sobre todo, tenemos una hija que canta divino." Elis (por la brasileña Elis Regina), de 13 años, sonríe desde las fotos con las que su papá decoró la sala de grabación. También sonríen su ex mujer, sus amigos Lito Vitale, Rubén Rada y Leonardo Greco, sonríe él mismo a veces con el pelo largo, a veces con el pelo corto. Sonríe una caricatura con la camiseta de Newell's, el club de fútbol del que es fanático.

Daniel García es hijo del músico rosarino Mito García (arreglador, director de Radio Splendid, autor de la música de los ciclos de Narciso Ibáñez Menta), ahijado de Waldo de los Ríos y sobrino de Tito Bisio (vibrafonista de Astor Piazzolla). Dice que por eso se dedicó a la música, que la "mamó" desde niño. "Componía desde chiquito y me interesaban los arreglos. Mi viejo me llevaba a los estudios y yo cantaba, observaba, me fui formando." Después, vino la carrera musical en el Conservatorio Manuel de Falla, clases con profesores particulares y su primer trabajo como vendedor de órganos Yamaha. "Trabajé hasta que decidí dedicarme de lleno a la música. Mis viejos me decían
estudiá abogacía, pero yo tenía muy claro que la música era lo mío."

Grabó su primer disco hace 20 años y después se dedicó a trabajar para otros artistas. "No tuve problemas de ego porque trabajé con gente que admiro y respeto. Y creo que el buen arreglador no es el que sobresale, sino el que resalta las virtudes del cantante", admite. Sin embargo, la edición de Tangoloco le hace dar un paso al frente. Dice García que hizo un clic, que sintió la necesidad de mostrar lo suyo. Y la difusión de sus canciones en la televisión ayudó mucho. En este, su segundo disco, están los temas de 099 Central (Dame, Para respirar) y otros propios en un estilo que el define como "tango con canción, con rock, con pop... Es música que tiene mucho del Buenos Aires actual: agresivo, marginal, loco, con secuestros. Pero es, a la vez, música que puede entender el gran público porque no son melodías difíciles."

Para García, es casualidad que justo sea el autor de la música de las dos series policiales (099 Central y Ciudad de pobres corazones) que actualmente están en pantalla. "Ciudad... es mucho más marginal y ese tema lo construí en base a las imágenes, de acuerdo a lo que me pidió el autor, Leonardo Bechini. Si bien también tiene un sonido agresivo y de Buenos Aires, lo mío es la onda del disco y la de 099. Para hacer la música de ese ciclo, cuidé que las melodías tuvieran un estilo, una personalidad y que fueran fáciles de seguir."



Cuando componés música por encargo, ¿dejás de lado tu estilo?

Antes, sí. Pero ya no porque encontré mi estilo. Definitivamente lo encontré.